navigation + slideshow

jueves, 26 de abril de 2018

Una tormenta y dos almas enamoradas

Poussin, Paisaje tormentoso con Píramo y Tisbe





¡Qué difícil es pintar la lluvia, el viento, los rayos! ¿Cómo lo haces? Sólo se pueden pintar sus efectos: árboles doblados, nubes oscuras, calles mojadas, reflejos, paraguas, luces fulminantes de los rayos… Poussin, como tantos otros pintores, aceptó el desafío y pintó este cuadro.

Pero no se quedó sólo con el paisaje. 

Era una época en la que los paisajes pintados no estaban completos si no se les ponía alguna figura, con alguna historia que contar, y además, que fuera edificante, moralmente hablando.

Eligió el mito de Píramo y Tisbe, que cuenta Ovidio en sus Metamorfosis. Ya verás que Shakespeare no había inventado nada nuevo, sólo le cambió los nombres.

Vente a conocer esta historia en la presentación de hoy. ¡Te espero! Y cuéntame en los comentarios qué te ha parecido.


Fuentes: Harriet Denio, E., Nicolas Poussin. London, Forgotten Books, 1898
Blunt, A. Poussin. London, Pallas Athene, 1995









Aquí podrás compartir, ¡y no olvides comentar en la zona de comentarios!

No hay comentarios :

Publicar un comentario

¿Te animas a pintar?

Y ya que invertiste en tus materiales de pintura, te enseño cómo cuidarlos ¡para que te duren muchos años! lacamaradelarte.com
Sólo tienes que pinchar aquí y ¡suerte!