navigation + slideshow

jueves, 13 de diciembre de 2018

Preguntas inadecuadas

del Rosso, El secreto de la rosa, 2004


Sí, de nuevo la famosa pregunta: “¿Ud. puede vivir de su arte?”. ¿Qué le digo? Normalmente, si es alguien con el que no tengo confianza, no entro demasiado en detalles. Es inútil. ¿Para qué? El que conoce de cerca lo que es ser artista (músico, escultor, lo que sea) sabe perfectamente lo que esto significa y nunca te lo plantearía.


del Rosso, Berenjenas y cítricos, 2015
Aunque, si sirve como disculpa, es casi natural y lógico. Trato de entender su posición: ganarse la vida significa trabajar 8 hs diarias, con un contrato, ojalá fijo; desayunar rápido, salir de casa, aguantar al jefe y compañeros… volver a casa y mañana la misma historia. Un artista que se pasa las horas en el taller pintando, por más que cumpla con sus 8 hs, de lunes a domingo (sí, porque las musas no tienen fin de semana ni vacaciones), es un vago, un diletante. 


¿Seguimos pintando nuestro tomate? Vamos, ven, que lo hacemos todos juntos.

Hoy tocan los primeros pasos... Te espero en lacamaradelarte.com

Solo tienes que pinchar aquí, y ¡suerte!