navigation + slideshow

miércoles, 10 de junio de 2015

El reino de la oscuridad, el mal y la nada

Johns, Números negros, 1958
El negro tampoco es un color, sino un valor, y la prueba es que no emite ninguna onda lumínica: las absorbe todas. Junto con el blanco y el rojo, es uno de los primeros colores en ser usados por el hombre para pintar: el hollín, el carbón, el marfil, la tinta de calamar, estaban disponibles en la misma naturaleza. Se siguieron usando hasta el sg. XIX, cuando se logró fabricar en laboratorio a partir de la anilina.
Al absorber todas las ondas,  en decoración hace aparecer a las habitaciones más estrechas. Es el color preferido en diseño y en tecnología, pues no distrae la atención de la funcionalidad del objeto. Se lo usa en artículos de lujo como signo de elegancia, por su renuncia al colorido. El primer automóvil fue negro: el Ford T.






El ser humano temió desde siempre a la noche, a la oscuridad, y de esto se deriva  una serie de significados: es el color del mal, de la nada, de la negación, de lo ilegal, de la desgracia y de la mala suerte. En nuestra vida diaria aludimos a él constantemente. Alguien es la oveja negra de la familia, porque está una lista negra. El derrumbe de la Bolsa de Nueva York en 1929 se dice que fue en un viernes negro: ¿fue por la economía en negro? Y cuidado: no te cruces con un gato negro. No te metas con la magia negra. ¿Te ríes con el humor negro? Y así podríamos seguir bastante rato… 


Braque, Pájaros negros, 1956
Pertenece al reino de la muerte y del mal. En el caso del cristianismo, el luto en negro es la renuncia a expresarse con colores vibrantes y expresión de la muerte terrenal. Una bandera negra y una calavera son propias de los piratas. Los murciélagos son los enviados del demonio y las brujas van de negro.
Cuando a mitad del sg. XIV la peste negra (peste bubónica) asoló Europa, en la que murió un tercio de la población, se la consideró un castigo de Dios y por esto se debía hacer penitencia. La sociedad había cambiado: los colores desaparecieron. El color en la ropa había sido símbolo de riqueza y poder, pero ahora la gente comenzó a vestirse de negro.

Sánchez Coello, Felipe II,
1580
Así como los pigmentos para pintar eran fáciles de conseguir, sin embargo, era muy complicado y caro teñir una tela de negro. Con la caída de Constantinopla en 1453 a manos de los turcos, los secretos de los maestros tintoreros dejaron de serlo y así se abarataron los precios: cualquiera podía usar una tela de colores vibrantes. Para diferenciarse, los nobles y los burgueses comenzaron a vestir de negro. Y con el Imperio Español, todo el mundo se vestirá "a la española", o sea, de negro





Beckmann,
Iris negros, 1928
Y lo curioso es que, a pesar de la Reforma protestante, todos vestían así. Lutero decía que aludía a la responsabilidad individual, a la perseverancia y a la disciplina. Y cuando Holanda se convierte en potencia mundial, la moda seguirá siendo negra. Durante mucho tiempo los gobernantes  y los profesores llevaron este color, como símbolo de su autoridad; en algunos lugares todavía los jueces visten así.

Matisse, La liseuse sur
fond noir, 1939
Hasta el 1900 el vestido de novia era negro y sólo el velo era blanco. Era impensable soñar con un vestido para un único dia de la vida, cuando se tenían sólo 2 ó 3. Ese mismo vestido negro se usaba para los funerales o para ir a la iglesia los domingos.










¿Y los moteros, los punks, los roqueros..?  También van de negro, porque es el que corresponde a lo ilegal, a la transgresión. Fuera de este caso en especial,  la vestimenta negra se considera hoy de lo más elegante. No hay riesgo de equivocarse: le queda bien a todos, se puede combinar fácilmente con otros colores y realza nuestra personalidad. Coco Chanel impuso su LBD (little black dress) en 1930. El frac y el smoking siempre es negro. Es intemporal, no pasa de moda. 
Derain, Naturaleza muerta con fondo negro, 1945



Welsch, N.-Liebmann, C.Chr. Farben. München, Elsevier V., 2004;
Heller, E. Wie Farben auf Gefühl und Verstand wirken. München, Droemer V., 2000;
notas personales

No hay comentarios :

Publicar un comentario

¿Te animas a pintar?

¡Vamos avanzando en nuestro curso de pintura! En nuestra 3ra sesión vemos qué colores conviene comprar. lacamaradelarte.com
Sólo tienes que pinchar aquí y ¡suerte!