navigation + slideshow

jueves, 14 de agosto de 2014

Monet: un gourmet

Monet, El almuerzo, 1873
En sus primeros tiempos de pintor rechazado por la crítica y por el público, que apenas podía vender cuadros, Monet era ayudado económicamente por sus amigos, hasta tal punto que Renoir sacaba las sobras de la casa de sus padres para que él pudiera comer… En esas épocas se contentaban en las tabernas con una sopa, carne, alguna ensalada, queso como postre, pan y vino.





Monet, Pieza de ternera, 1864
Pero a medida de que fue haciéndose famoso y requerido a ambos lados del océano, se volvió un gran gourmet y un apasionado de la buena cocina, francesa y de todas partes. Pedía a unos y otros las recetas para que su señora Alice y su fiel cocinera Marguerite las hicieran en casa: p.ej., el Yorkshire Pudding del Hotel Savoy de Londres o la Tarte Tatin! Cézanne, Renoir, Millet contribuyeron también con las suyas al libro familiar de recetas y menúes. El libro todavía se conserva y nos muestra cómo comía la familia Monet (que eran unos cuantos a la mesa…) y cómo agasajaban a los invitados, que también eran muchos. Monet era un hombre muy sociable y le encantaba invitar a comer (nunca a cenar porque se tenía que levantar muy temprano para salir a pintar) a los amigos impresionistas (Sisley, Renoir, Pissarro, Sargent, Cézanne…), a políticos como Clemenceau, a poetas como Mallarmé y Valéry, a Rodin…, a quienes después de la comida les ofrecía licor de ciruelas hecho en casa, sidra o un Calvados. Y para el té, scones ingleses o torta de chocolate con nata…


Su casa de Giverny tenía todo lo necesario para atender a estos huéspedes: una pequeña huerta, aves de corral, los hijos iban a pescar al río… Todo se hacía en casa. En su cocina tenían todos los adelantos técnicos de la época: nevera, máquina de picar carne y la primera máquina de hacer helados! El postre especial para la mesa de Navidad era el helado de banana hecho con nata casera: una fruta exótica que se reservaba para ocasiones especiales!


El almuerzo, 1868
Se levantaba a las 5 de la mañana, miraba si el clima era propicio para pintar al aire libre, se daba un baño y a las 5.30 se sentaba a desayunar. Marguerite le servía té, salchichas asadas, huevos, tocino, tostadas con mermelada de naranja casera y mantequilla, quesos Gouda (no nos olvidemos de que había vivido de niño en Le Havre) o Stilton (que había conocido en su estadía en Londres…)
Su ensalada favorita era la de endibias con ajo, crutones, diente de león y tocino; la aderezaba él mismo con mucha pimienta negra. 

Y de entre tantas recetas de la familia les elijo ésta:


Fuentes: Todd, P. The impressionists at home. Londres, Thames & Hudson, 2005
Joyes, C. Monet’s table. New York, Simon & Schuster, 1989
Receta: Joyes, pág. 179
Receta original: horno a 350 Fahrenheit.


Aquí podrás compartir, ¡y no olvides comentar en la zona de comentarios!

1 comentario :

¿Te animas a pintar?

¡Vamos avanzando en nuestro curso de pintura! En nuestra 3ra sesión vemos qué colores conviene comprar. lacamaradelarte.com
Sólo tienes que pinchar aquí y ¡suerte!