navigation + slideshow

jueves, 3 de julio de 2014

Un color no es sólo un color...


Los colores no son sólo luz reflejada que entra por nuestros ojos: ellos influyen en nuestro ánimo, tienen distintos significados según parámetros culturales, psicológicos, subjetivos… De estos aspectos nos vamos a ocupar de ahora en adelante.
Pintamos las paredes de nuestros dormitorios con colores suaves y fríos para favorecer el descanso. Si a alguien se le ocurriese pintarlo de un rojo vibrante, creo que tendría muchos problemas para conciliar el sueño. El agua caliente se señala con rojo; la fría, con azul y las láminas de anatomía nos enseñan las arterias coloreadas con rojo y las venas, con azul!!!! ¿Y las señales de tránsito????

Haz una prueba: pon colorante azul (por favor, ¡de los permitidos en la cocina!) a alguna comida, al arroz, por ejemplo, o a la masa de galletas o bizcochos. Te apuesto a que nadie querrá comérselos! ¿Por qué pasa esto? Porque el azul no es un color propio de los productos que normalmente usamos para comer y nos produce rechazo y desconfianza…
De estas cosas iremos hablando en los próximos artículos sobre el color
Pero antes de eso, valga como resumen introductorio lo siguiente:




Todos estos aspectos se deben en gran parte a las características de cada color (el negro= oscuridad), pero también a cuestiones psicológicas y simbólicas, propias de una determinada cultura, de la tradición (en Occidente, el negro=la muerte, la noche; en Oriente, en cambio, el color del luto es el blanco).
En el arte, en la moda, en el diseño, la elección de los colores no es arbitraria y obedece en la gran mayoría de los casos a estas pautas propias de la dimensión subjetiva del color.
Cimabue, Virgen en el trono con el Niño
rodeada por ángeles, 1270
En la Edad Media, en una sociedad donde la mayoría eran analfabetos, propagación de la fe se hacía por medio de las imágenes: los colores se usaban de manera simbólica para que las figuras fuesen identificables fácilmente. La Virgen María lleva vestido rojo y manto azul; el cielo será siempre azul, la vida eterna y el Paraíso serán verdes, el rojo para el martirio y la sangre, púrpura para el rey, etc. Más adelante se buscará representar el color del objeto (lo que se llama “color local”) pero su uso simbólico reaparecerá una y otra vez durante toda la historia del arte (en Van Gogh, en Gauguin, en Munch…)

Seguiremos con nuestro tema de los colores más adelante y analizaremos el rojo!!!!!!!!!

La semana que viene nos espera el análisis del cuadro La muerte de Marat, de Jacques-Louis David.

 cristinadelrosso.com // cristinadelrosso.artproject@gmail.com
Nerdinger, W., Elemente künstlerischer Gestaltung. Munich, Martin Lurz, 1986
Welsch, N.-Liebmann,C.Chr., Farben, Munich, Elsevier, 2004
Imagen del arroz azul: Cristina del Rosso

1 comentario :

¿Te animas a pintar?

Y ya que invertiste en tus materiales de pintura, te enseño cómo cuidarlos ¡para que te duren muchos años! lacamaradelarte.com
Sólo tienes que pinchar aquí y ¡suerte!