navigation + slideshow

jueves, 23 de octubre de 2014

Las contradicciones del amarillo

El color de la luz, (según Goethe), el color del sol, del otoño… pero también el color de la envidia, de la traición… Son las contradicciones del amarillo.

En culturas en las que el sol es una divinidad, a los dioses se los representa con este color; ¡los griegos se los imaginaban rubios! También es el del emperador chino, descendiente del Sol: así como en Europa los reyes se vestían con púrpura, un pigmento carísimo, así también en Oriente: en lugar de púrpura, azafrán, un pigmento también poco accesible para la mayoría. En el Asia es el color de la felicidad, de la sabiduría: así son las vestimentas de los monjes budistas. El Río Amarillo (Huang He) es así porque arrastra mucho lodo: es el río de la fertilidad.

En la mayoría de los países, el logo del Correo es amarillo, pues era parte del escudo del emperador Maximiliano I de Habsburgo (sg. XV) y así su uso se extendió a otros países. Como consecuencia, este color se aplica a los mensajeros en general, a los que unen a los hombres, a la confianza.


Van Gogh, La casa amarilla,
1888
Por su luminosidad, se asocia al optimismo, a la alegría: ¡no por nada los Smiles son amarillos! En el Tour de France, el primer ciclista lleva el maillot amarillo para ser identificado desde lejos; las señales de tránsito que deben ser respetadas y vistas de lejos llevan letras o símbolos negros y fondo amarillo. Y lo mismo para los íconos correspondientes a venenos, explosivos o radioactividad.
En las primeras trasmisiones televisivas del torneo de Wimbledon se optó por usar pelotas amarillas para que se vieran mejor en (antes eran blancas). En el fútbol, igual que en el semáforo, la tarjeta amarilla significa “advertencia”. Una bandera amarilla en un barco significa “peste”, “enfermedad” o “cuarentena”.
  
Toulouse-Lautrec, En la sala
de la Rue des Moulins, 1894
Pero un amarillo cuyo pigmento no proviene del azafrán sino de la reseda es sucio, poco luminoso y no resiste a los lavados. Se lo asoció en la Edad Media a la vergüenza, a la traición, la envidia, los celos, la avaricia o el egoísmo y era el color de las prostitutas, los jugadores, los judíos, las madres solteras, las brujas. Toulouse-Lautrec no por nada pinta la piel de las mujeres de la noche con amarillo. Y por esto mismo, a la prensa que se nutre de los escándalos se la llama “amarilla”. Judas será representado con este color por su traición. En el siglo XII se obligaba a los judíos a llevar sombreros amarillos: no es casual, entonces, que los nazis les impusieran la estrella de David de este color para ser identificados.

Giotto, El beso de Judas, 1302
No es color litúrgico en los ornamentos de la Iglesia Católica, ya que desde
siempre se lo asoció al demonio y al pecado (por el azufre). De ahí que, en muchos casos, como en el teatro, p.ej., se considere color de la mala suerte. (¡Se dice que Molière murió por un ataque en plena representación de “El Enfermo Imaginario” vestido de amarillo, que atrajo mucha mala suerte para él.) 
Y en la moda: históricamente era rechazado por sus connotaciones negativas, pero no así en Asia; aparece en la moda europea del sg XVIII como influencia de las vestimentas orientales. Si bien de vez en cuando lo vemos en las pasarelas de invierno… se suele llevar sólo en verano cuando brilla el sol!





Welsch,N.-Liebmann, C.Chr. Farben. München, Elsevier V.2004;
Heller, E. Wie Farben auf Gefühl und Verstand wirken. München, Droemer V., 2000;
notas personales







[1] Para oir estas canciones, pincha en The Beatles y en Tony Orlando.

Aquí podrás compartir, ¡y no olvides comentar en la zona de comentarios!

4 comentarios :

  1. Hola Cristina, qué gusto leerte de nuevo, como siempre un placer! Sólo me surgió uba duda de este post: qué hace que un pigmento sea más caro que otro? Es mas caro el púrpura que el azul? Un abrazo fuerte !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo depende de la disponibilidad de su extracción o de su escasez/abundancia. En algunos casos, se castiga la compra o porque daña el medio ambiente o es venenoso o bien porque se destina para otros usos, como p.ej. el cobalto, para la medicina.
      En el caso del azul ultramar puro (mira el post sobre el azul) es por la dificultad de su extracción (Afganistán o Chile). Hoy en día se usa sólo para restauración; normalmente usamos el sintético (hecho en laboratorio). En el caso del púrpura: se extraía de una glándula de caracoles de mar (Siria); para 1 gota de tinte ¡se necesitan 250000 caracoles! Y lo mismo para el amarillo y el azafrán.

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. 250000!!!! Qué impacto!! Gracias x la respuesta! Un abrazo.

    ResponderEliminar

¿Te animas a pintar?

Ya tenemos nuestra 2da sesión de pintura al óleo en lacamaradelarte.com
Sólo tienes que pinchar aquí y ¡comenzamos!