navigation + slideshow

jueves, 15 de mayo de 2014

¿Qué es un color? (1ra. parte)







Vivimos rodeados de colores. Los vemos en las flores, en el arco iris, en la pantalla del televisor, del teléfono, en las tendencias de la moda… pero ¿qué son?

El color es luz modificada al chocar contra la materia. Así nos lo cuentan los que se dedican a esa parte de la Física llamada Óptica. Y que con el ojo como instrumento esa luz modificada despierta una señal en nuestro cerebro.

Newton nos confirmó que la luz es la fuente de todos los colores: su mérito fue “fabricar” un arco iris y convertirlo en luz blanca. La luz es un tipo de energía que transcurre en ondas tranversales, que van desde los 390 a los 760 nanómetros; p.ej., las ondas de las cuales resulta un rojo van de los 760-680 nm y las del violeta, de 450 a 390 nm. Fuera de esos rangos los seres humanos no percibimos nada más: ni la luz ultravioleta ni la radiación infrarroja ni los rayos X…

Los colores son parte de la luz. En la luz están escondidos todos los colores. ¿Quiénes usan los colores-luz? Pues los tenemos presentes en todas las pantallas que usamos a diario, TV, PC, teléfono, tablet… Pero éste es sólo un aspecto de este fenómeno.

Existe lo que se llama “reflexión”-“absorción” de la luz, es decir, que si la luz encuentra un pigmento, según su estructura molecular, reflejará o absorberá esa luz de manera diferente, p.ej.: los pigmentos blancos devuelven toda la luz blanca, el rojo refleja la zona de onda correspondiente al rojo y absorbe el resto de los colores, mientras que el negro absorberá todos los colores y no reflejará ninguna luz. Podemos diferenciar hasta 200 tonos diferentes, 26 grados de saturación y hasta 500 grados de luminosidad.

Los ojos son los órganos a través de los cuales tenemos la experiencia de color. Sin ellos, no hay color. La luz activará a los “conos”, células fotorreceptoras del color ubicadas en la fóvea del ojo, que remitirán la información al cerebro a través de los nervios ópticos.  Cada ojo envía una imagen al cerebro. Por eso es que cuando perdemos la visión en uno de ellos seguimos viendo.

Esas 2 imágenes serán procesadas de diferentes maneras. Un bebé al nacer sólo tiene una visión difusa, pero rápidamente por comparación, repetición y asociación irá interpretando de a poco el mundo circundante... Más adelante vendrá el ponerle los nombres a esas sensaciones de color...


Seguimos con este tema la semana próxima!




cristinadelrosso.com // cristinadelrosso.artproject@gmail.com
Agradecimientos a: Web Dog por la fuente Pencilled
Foto: Lorenzo Vigo
Fuente: Welsch-Liebmann, Farben, 2004; 
Nerdinger, W.: Elemente künstlerischer Gestaltung, 1986




Aquí podrás compartir, ¡y no olvides comentar en la zona de comentarios!

No hay comentarios :

Publicar un comentario

¿Te animas a pintar?

Y ya que invertiste en tus materiales de pintura, te enseño cómo cuidarlos ¡para que te duren muchos años! lacamaradelarte.com
Sólo tienes que pinchar aquí y ¡suerte!